“Una buena distribución de un armario no depende exclusivamente de su tamaño “

La estancia del baño ha dejado de ser el rincón olvidado de una casa. Cada vez se pone más atención a su decoración,  y existen piezas pensadas para conseguir una decoración de diez en baños modernos. No importa si son baños pequeños o grandes, siempre es posible hacer de este espacio un lugar con estilo. Ahora se diseña hasta el más mínimo detalle, pero los protagonistas siguen siendo los muebles de baño, los espejos, el lavabo y los platos de ducha. Los baños ya no tienen que ser aburridos, hay multitud de opciones de acabados, y cada vez se experimenta más con todos sus componentes. Griferías, mamparas, duchas, bañeras, espejos, iluminación, suelos, azulejos… cualquiera puede ser una opción con la que probar nuevas ideas que antes no pensábamos para un baño.

El baño ha dejado de ser un lugar de paso. Es un refugio en el que disfrutar de los mejores placeres del día. Los materiales, la iluminación, revestimientos, el mobiliario y la decoración pasan a formar parte de un espacio en el que antes no tenían cabida.

Existen diferentes tipos de decoración, diferentes estilos para la personalidad y necesidad de cada persona.  Esto es aplicable a todas las estancias de la casa. Para la mayoría de las personas el baño es un santuario, un refugio en donde te alejas del estrés, te relajas y te revitalizas. Es un lugar en donde puedes pasar un tiempo de calidad, tomando un baño de burbujas o duchas calientes. Son  muchas las opciones existentes y relativas a los estilos. Una delas ultimas tendencias que vuelve con fuerza es el estilo industrial.

EL ESTILO INDUSTRIAL VUELVE MÁS FUERTE QUE NUNCA

El estilo industrial hace tiempo que dejó de ser joven. Son más de 60 años desde su aparición como tendencia pero hoy, en el 2021, se mantiene tan fresco y en forma como el primer día. Ecléctico y atemporal, está más de moda que nunca. El look industrial aparece de la mano de las viviendas tipo loft, en la Nueva York de mediados del siglo XX. Se trataba de fábricas o almacenes abandonados transformados en espacios residenciales, totalmente (o casi) diáfanos, con techos muy altos y grandes ventanales.

Cuando un estilo decorativo surge como resultado de una circunstancia socio-económica, en general, aporta unos rasgos destinados a crear historia y a convertirse en clásicos que se mantienen a lo largo del tiempo. La generación americana de los años 50 se trasladó a ocupar grandes espacios industriales abandonados en los que desarrollar nuevos conceptos artísticos, acabó creando, sin saberlo, un nuevo estilo de vida. Es cierto que, en aquel momento, la posibilidad de este tipo de espacios se convirtió en la base de un nuevo estilo decorativo: lugares espaciosos y llenos de luz. Arquitectura desnuda, tanto en estructura como en materiales o color, es perfecta para la época estival, ya que integra grandes ventanas, techos altos y apenas un par de paredes para separar espacios.

Hoy en día, se mantienen intactos los valores del estilo industrial. Es más, encontrar espacios que ofrezcan estas posibilidades, se han convertido en un lujo casi inalcanzable. Sin embargo, se puede recrear el concepto industrial siguiendo unas premisas (o dicho de otro modo, unos truquillos) que recogen la esencia de dicho estilo.

  1. HIERRO, MADERA Y MATERIA NOBLE.El uso de los materiales como el hierro combinado con otros de naturaleza noble como la madera o el mármol es clave para recrear este estilo. El hierro aporta la desnudez propia del estilo industrial que ensalza la fuerza y el poder de la madera o el mármol en baldas y frentes.
  2. MEZCLAR DE MANERA ORDENADA.Y es que la aparente frialdad del estilo se tiene que contrarrestar con una adecuada selección de elementos que aporten cierta calidez: los colores, las telas; el textil del baño es el complemento perfecto.
  3. COLORES BASE. Blanco, negro, marrón, beige…Componen la paleta base para crear estilos más masculinos con tonos oscuros y más femeninos con tonos claros.
  4. TOQUE CHIC. A pesar de haber nacido con vocación de austeridad, no está ausente de transmitir el glamour de la creatividad, del artista, de lo intelectual. Es un estilo ligado al saber ver y hacer.Los acabados de los metales y los revestimientos son elementos importantes para conseguirlo.
  5. SIN RIESGO NO HAY INNOVACIÓNy es que con el estilo industrial podemos arriesgarnos a dejar a la vista cableados de la luz, sifones del grifo o incluso la base del lavabo. Todo es parte de la estética.

OTRAS PUBLICACIONES RELATIVAS A HOGAR

Claves para diseñar el vestidor perfecto
Armario cerrado o vestidor abierto. Ventajas y desventajas

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *