Vibel es el estudio de interiorismo responsable de este proyecto. Una cocina atemporal en blanco y madera que representa la fuerza del banco como una solución con la que siempre se acierta.