“Una buena distribución de un armario no depende exclusivamente de su tamaño “

El gran dilema de un hogar; cómo hacer que el almacenaje que disponemos se multiplique por 2 o por 3 si es posible. Porque, seguro que muchos de los que nos leen, se sentirán identificados con la sensación de que son más importantes los metros de armario que los metros que destinamos a otras actividades en casa. Hay dos cuestiones importantes a la hora de planificar las zonas de almacenaje: por un lado, sacar el máximo partido en espacios que podemos pensar que son inservibles y en los que podemos diseñar un magnífico armario a medida para ropa u otro tipo de objetos que no queremos ver sueltos por la casa; y , por otro lado, cómo hacer la distribución interior que optimice mejor cada armario.

Hay dos cuestiones importantes a la hora de planificar las zonas de almacenaje: por un lado, sacar el máximo partido en espacios que podemos pensar que son inservibles y en los que podemos diseñar un magnífico armario a mediday , por otro lado, cómo hacer la distribución interior que optimice mejor cada armario.

Ya hemos hablando en otras publicaciones sobre las ventajas que ofrecen los armarios a medida. No sólo funcionales ya que nos permiten aprovechar la máximo el espacio, sino también estéticas ya que podemos diseñarlos de tal forma que quede perfectamente integrados en la estancia y su concepto decorativo.

LA MEJOR DISTRIBUCIÓN DEL INTERIOR DEL ARMARIO

¿Eres bajita? ¿Compartes el armario y tienes mucha más ropa que tu pareja?  ¿Tienes más ropa de sport o de vestir? ¿Te pones vestidos largos? Todas estas preguntas te ayudarán a dar con la mejor distribución interior de un armario. Cuando conoces las claves deco imprescindibles, aciertas al elegir el armario idóneo para ti y tu ropa. Medidas, distribución interior, materiales y más. Atención al listado de preguntas que te debes hacer:

¿Qué vas a guardar en el armario?

Sin duda es la pregunta a la que debes responder en primer lugar, antes de elegir armario. El contenido determina el tipo de armario, medidas y, sobre todo, la distribución interior.

Lo más importante antes de plantearte una distribución interior de un armario es saber cuál será su finalidad porque esto te ayudará a plnificar los compartimentos. Puede ser ropero en un dormitorio o para abrigos en el recibidor, en los que nos vamos a centrar en este artículo, pero también solo zapatero, para ropa de la casa, para accesorios de limpieza…

En el caso de los armarios roperos hay que preguntarte quién usará ese armario, si una persona o dos. Porque en el caso de que sean dos o más habrá que repartir el espacio equitativamente o en función también del tamaño de la ropa. Por ejemplo, si el armario lo comparten un adulto y un niño pequeño, esta ropa ocupa menos de largo y doblada.

¿Ropa colgada o doblada?

Lo primero que debes plantearte al distribuir el interior del armario es cuánta ropa tienes que vaya colgada en perchas y cuánta doblada en estantes y en cajones. Gracias a las barras de colgar, la ropa se mantendrá perfecta y sin arrugas. Lo habitual es dejar un espacio de entre 120 y 170 cm de alto para colgar la ropa más larga. Además, puedes combinar el armario con diferentes alturas. Por ejemplo, utilizar barras a 90 y 120 cm de alto para colgar ropa más corta como pueden ser pantalones y chaquetas.

Igualmente, puedes complementar las zonas huecas de las barras con una zona de baldas en la que podrás apilar camisetas, bolsos o jerséis. Lo mejor es que los estantes puedan regularse en la altura. Así, en función de la estación del año podrás hacer crecer o menguar el espacio destinado a las prendas. En cuanto al ancho, con 30 o 40 cm serán suficientes para este tipo de prendas. Si los haces más grandes, las prendas pueden desplazarse, arrugarse o desdoblarse.

El criterio de las medidas de las baldas cambia cuando se trata de ordenar y almacenar los textiles de hogar. En ese caso, son necesarias baldas más anchas. Es recomendable que dichas baldas midan aproximadamente 60 cm. De ese modo, podrás apilar más mantas al no tener que realizar tantas dobleces.

Es importante guardar la ropa en la percha adecuada para que no se deforme. Las de las americanas y abrigos tienen refuerzo en los hombros. Los modelos para faldas llevan perchas con pinzas o, como las de pantalones, “pillan” la prenda sin dejar marca y evitan que se escurran.

En el caso de la ropa de tamaño menudo, como la lencería, es aconsejable ordenarla en cajones. Para que quede protegida y bien ordenada, ponla en compartimentos o en cajas. Como los calcetines. Son prendas pequeñas que de otra manera se descolocan, se desparejan fácilmente y solo provocan desorden visual y pérdida de tiempo a la hora de arreglarte.

¿En qué tipo de armario estás pensado?

El tipo de apertura de los frentes también puede condicionar la distribución interior del armario. Tengo en cuenta si quieres lograr la mejor solución. Las puertas correderas no ocupan espacio de apertura hacia la habitación pero condiciona a que el interior del armario estará dividido en tantos bloques como puertas tenga el armario y del mismo ancho que estas. Sin embargo, las puertas abatibles todo el interior queda expuesto al mismo tiempo si abres todas. Tendrás que pensar hacia qué lado abren. Siempre que puedas haz que cada dos puertas abran desde el centro hacia cada lado para que todo el interior quede a la vista. Esto te permitirá colocar una cajonera ancha.

O, por último, quizás quieras tener todo a la vista y prefieras optar por un armario-vestidor abierto o semi abierto con puertas de cristal. Esto afectará a que debes crear espacios despejados que favorezcan el orden y no hagan que la ropa quede apelmazada.

El tamaño es importante para la distribución, también cuando es grande

Puede que pienses que si tienes un armario grande y amplio no importa la distribución interior tanto como en un armario pequeño y es un error. No tendrás que preocuparte tanto por aprovechar cada centímetro pero la mejor distribución interior hará que sea más cómodo e intuitivo el uso de armario. Además te ayudará a mantener el orden.

Es cuestión de medidas

La ropa de hombre, por lo general, ocupa más que la de una mujer. La de niño es más pequeña (el armario de un niño debería ser adaptable en altura de baldas y barra para que “crezca” con él). Pero hay una serie de medidas que te servirán como orientación a la hora de pensar qué espacio debes respetar para cada tipo de prenda.

El espacio entre estantes está bien de 40 cm para que las torres de ropa apilada no sean inestables o no te permitan sacar con facilidad una camiseta dobalda o jersey. Son perfectas para guardar jerseys gruesos. Las camisetas pueden ir apiladas o en cajones.

Un espacio de 40 cm de alto en la zona superior del armario está bien como maletero para cajas o maletas. Y en la zona inferior, para los zapatos, bastan 20 cm.

La iluminación interior no es un snobismo

¿Lo has pensado alguna vez? En general, el interior de un armario resulta más oscuro de lo que nos gustaría. Considera añadir luz interior.

Pero, ¿dónde coloco las luces? Hay innumerables lugares donde ponerlas. Puedes empezar por añadirlas en las propias barras de colgar. Apuntando hacia abajo, nos permite ver claramente todas las prendas que están colgadas en las perchas. El lugar más típico y más práctico es en la balda más alta del armario empotrado. Si la colocamos en este sitio y orientamos el flujo de luz hacia abajo, nos aseguramos que todas las prendas estén iluminadas.

Actualmente es una tendencia al alza, la inserción de una tira de led en los laterales de cada cuerpo del armario de manera que todo el interior recibe una intensidad muy apropiada de luz y además, si optamos por puertas semi-transparentes, añadimos un efecto de atmósfera muy estético y relajan.

Zapatos y bolsos, siempre difícil de almacenar

Ambos complementos ocupan mucho espacio y resulten difíciles de ordenar.Si tienes la posibilidad de destinar un espacio en el armario o crear un módulo únicamente para ellos, perfecto. Pueden optar por organizar zapatos en baldas rectas o inclinadas, en cajas de cartón o textiles con ventana que te permita ver el interior o en zapateros extraíbles.

Para los bolsos, los estantes son perfectos. Otra opción es ponerlos colgados en una percha en el interior del armario (instalada en un lateral) los de mayor uso y mebor tamaño. También en cajas grandes de tela donde los guardes.

OTRAS PUBLICACIONES RELATIVAS A ARMARIOS

Claves para diseñar el vestidor perfecto
Armario cerrado o vestidor abierto. Ventajas y desventajas

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *