Entradas

“Saitra en el especial de “espacios para convivir” de la revista Cocinas y Baños”

Una vez más tenemos el placer de ser una de las marcas elegidas por la revista Cocinas y Baños en su último número publicado Nº356 – 2020. Este número es un especial reformas en el que “regalan” una verdadera guía de qué aspectos se deben tener en cuenta a la hora de afrontar reformas en casa sean globales o parciales, haciendo especial hincapié en las de cocina y baño. En el reportaje de “ESPACIOS PARA CONVIVIR” se realiza un interesante análisis sobre el valor actual de la cocina dentro del hogar.

La cocina fue el corazón de la casa durante muchísimos años. Todo giraba alrededor suyo. La familia se reunía a diario para comer, trabajar y hablar. En definitiva, para convivir. Pero ante la necesidad de aprovechar el espacio, construir viviendas más pequeñas y otorgar este protagonismo a otras estancias como el comedor o el salón, su posición dentro del espacio doméstico pasó a un segundo plano. Ahora, la cocina reclama de nuevo su papel social dentro de la vivienda.

Y es que la vida de las personas en los últimos 50 años ha cambiado radicalmente. No son tantas las generaciones de mujeres que trabajaban exclusivamente en el hogar siendo la cocina su principal lugar de trabajo. De trabajo, de encuentro, de conversaciones…su lugar. La incorporación de la mujer al mundo laboral (exterior), ha supuesto un cambio de comportamientos radical con efectos dominó. El papel cada integrante de la familia adquiere , la distribución y uso de los espacios…

Como dicen en el articulo, cuando menos tiempo estamos en casa, cuando menos metros disponemos en los hogares, la cocina vuelve con fuerza a ocupar un espacio fundamental en la vida de las personas. La función, ergonomía y estética desarrollan un equipo completo. Y es que debemos contar las necesidades de cada núcleo de unidad familiar, entender sus prioridades y dar forma a sus espacios para que les produzcan bienestar y felicidad.

Los metros disponibles, la edad de los usuarios, así como el tiempo que permanecen en ella y su uso son aspectos a tener en cuenta. Por norma general, existen una medidas mínimas que se deben respetar. Si en ella únicamente cocinamos, la estancia tendrá unos 6 m2; con una pequeña barra o mesa de desayuno, le otorgaremos 8 m2 y cuando incluye el comedor son precisos unos 15 m2 de superficie.

Proyecto de cocina realizado por B2 INTERIORS. Ver entrevista

TAMBIÉN EN EL ESPECIAL ALMACENAMIENTO EN EL BAÑO

Donde nos hablan de la importancia de la modularidad de los muebles para conseguir de un buen almacenamiento en el baño.

Los muebles suspendidos, que no tocan el suelo, proporcionan sensación de ligereza que ayuda a desahogar visualmente las estancias de menores dimensiones. Una de sus principales ventajas es que mejoran la higiene al mantener el pavimento libre de obstáculos, lo que facilita además las tareas de limpieza.