Entradas

“Una solución sencilla e inteligente para una cocina”

No siempre podemos elegir la forma en la que queremos distribuir la cocina. En ocasiones, la distribución de la reforma general, manda; en otras, es el sistema de aguas, luces, etc. También podemos tener limitaciones de espacio que no da más de sí. La cuestión es que, cuando hay factores que obligan a que nuestra distribución de cocina sea una, no nos llevemos las manos a la cabeza porque para todas, hay una solución perfecta. 

COCINAS EN LÍNEA

Esta distribución es perfecta si cuentas con un espacio muy reducido, ya que permite maximizar la efectividad del uso del espacio. Está perfectamente diseñado y pensado para espacios cortos y angostos donde existe sólo una pared. Es una solución sencilla y atractiva para hogares pequeños, solo debes contar con una pared de longitud igual o mayor a dos o tres metros sin ventanas ni puertas.

Por ser una distribución lineal aumenta el espacio existente entre el fregadero, la nevera y la cocina lo que produce trayectos más largos para el trabajo, restándole funcionalidad al momento de cocinar. Tampoco resulta ideal para que varias personas trabajen cómodamente, al menos que tengas una pared muy larga.

Si cuentas con un espacio reducido en tu hogar y no tienes otra alternativa de distribución, te recomendamos que coloques el fregadero al centro y a uno de los extremos el punto de cocción, también puedes agregar zonas aéreas para aprovechar el espacio que dispones.

  • VENTAJAS. Ocupan poco espacio y se pueden completar con una barra o pequeña mesa enfrente, que sirva como superficie auxiliar.
  • INCONVENIENTES: si la longitud de la cocina es poca, el espacio entre fregadero y placa será reducido. La placa y el fregadero deberían estar en el mismo frente o en ángulo continuo, sobre todo teniendo en cuenta que la separación entre ambos determinará la zona de trabajo. Una distancia de 90 centímetros puede ser suficientemente equilibrada.

ADEMÁS, las cocinas lineales permiten crear una estupenda zona de office al final del espacio, una distribución habitual en las viviendas españolas. Introduce materiales y colores más cálidos en la decoración de este office, para disfrutar de las comidas en familia.

Otro detalle importante que mejorará sin duda nuestra cocina en linea, es la luz. Cocinar requiere de atención a los detalles, y para ello nada mejor que una buena iluminación. Lo ideal es incorporar líneas de LED bajo las baldas o armarios suspendidos que generalmente coinciden sobre la encimera, y así crear una continuidad con luz focalizada sobre las zonas de trabajo.

OTROS POST SOBRE DISTRIBUCIÓN DE COCINA

Claves para saber cuál es la distribución ideal
Las tres zonas clave de la cocina