Entradas

“Tiradores a la vista, tiradores ocultos, apertura a presión (push)…”

Son muchas las opciones en cuanto a sistemas de apertura se refiere para un mueble de cocina. La revolución estética que la cocina ha vivido en los últimos años, ha sido paralela a la funcional, cuestiones que han influido de manera directa en su apariencia. La tendencia a la simplicidad de las líneas de diseño de los frentes, han determinado la casi desaparición de los tiradores a la vista en las cocinas modernas. Esto nos lleva a cocinas diáfanas, listas, sin obstáculos visuales. Pero,

¿Son prácticas y funcionales respecto a las cocinas con el clásico tirador?

La opinión generalizadas es que la ausencia del clásico tirador aporta sensación de orden, equilibrio y limpieza ya que, si están aplicados en cajones y armarios distribuidos en el lineal de cocina a diferentes alturas y posiciones, pueden generar sensación de desorden y caos.

Y, la verdad, es que si una cocina es larga y estrecha, la ausencia de tiradores es recomendable ya que, además de aportar mayor limpieza visual, resultan más cómodos para las aperturas así como su limpieza.

EL SISTEMA GOLA ¿Son prácticas las cocinas sin tiradores?

Son varias las posibilidades de frentes de cocina sin tirador visible. Actualmente, el más aplicado es  el denominado SISTEMA GOLA. La GOLA “tradicional” es en forma de “C” o “L” que se fabrica con aluminio extraído opaco o barnizado blanco o negro o también lacable. También existe la posibilidad de GOLA PLANA que se hace con un perfil metálico posicionado en la parte frontal de la puerta o ésta se crea con un perfil especial para facilitar la apertura.

La simplicidad del funcionamiento de la GOLA es uno de sus principales valores. Mediante un perfil concebido para que las puertas se apoyen contra él, proporciona un pequeño espacio libre para meter los dedos y tirar del frente. En muchos casos, el sistema de apertura se mecaniza sobre la propia puerta, lo que hace que el coste de la misma sea menor.

El perfil del tirador Gola con forma de U fue muy habitual en los años 70 y el diseño renovado que se presenta actualmente, con terminaciones, unas más rectilíneas y otras más viseladas, unas de acero o aluminio y otras del mismo material de la puerta en concreto, lo ha convertido en el sistema de apertura más aplicado en los últimos tiempos.

LA APERTURA POR PRESIÓN (PUSH)

Un sistema que ha pasado a ser muy tradicional y cómodo. Nos olvidamos totalmente de los tiradores y elegimos un mecanismo que se puede poner en cualquier módulo de la cocina evitando que sobresalga agarre alguno. Se trata de un equipamiento mecánico que se puede poner en todo tipo de puertas de cocina, que consta de un pulsador con un extremo imantado que se instala en la estructura del mueble. La apertura se realiza mediante una leve pulsación sobre la puerta o cajón, que quedan abiertos en un pequeño ángulo que permite introducir la mano para terminar de abrirlos. Para el cierre basta con ejercer una ligera presión para que el frente vuelva a quedar fijado al mueble.

Hay soluciones push con o sin freno, las primeras son más costosas que las segundas, aunque también más cómodas. Funcionan a la perfección en cajones. La apariencia es muy similar a la de un frente con diseño de tirador integrado o GOLA. ¿Cuál es su principal desventaja? Que se toca mucho más frente del mueble y, por tanto, se ensucia con facilidad. En esos casos, es recomendable elegir materiales antihuella como los de última generación PET.

TIRADORES PARA LOS MUEBLES DE COCINA

Las posibilidades en el campo de los tiradores son amplias. Abarcan tiradores longitudinales, pomos, en forma de concha; en madera, en metal, cromados, bruñidos…Desde el punto de vista funcional, la principal ventaja que ofrece es que el sistema de agarre para la apertura del cajón o armario, es sólido, de gran robustez. Siendo la estética la otra gran razón por la que se opte por este sistema de apertura.

Las últimas tendencias en el mundo de la cocina muestran una recuperación del estilo retro o vintage. Un estilo revival, un clásico reintentado, moderno y acogedor, con puertas enmarcadas en madera o lacadas que llevan tiradores de diseño original, lacados, en cobre…

Es un proceso bastante habitual en cuanto es estilos y tendencias se refiere. El boom del minimalismo extremo durante tantos años, ha provocado cierta nostalgia por las cocinas más acogedoras, más vividas y naturales.