Entradas

“¿En L?, ¿en U?…son distintas las opciones, ¿sabes cuál es la mejor?”

¿Te da miedo la reforma de la cocina? Sin duda, es la intervención más importante de una casa y, si s se trata de una casa de nueva construcción en la que queremos planificar la cocina perfecta, también produce cierto vértigo. La importancia de la cocina está fuera de dudas. Y los últimos tiempos lo están dejando más que claro. En la cocina compartimos los mejores momentos del día. Estamos con quien más queremos y ahora que los tiempos nos han abocado al confinamiento por la crisis sanitaria que estamos viviendo, queda fuera de dudas que una de las actividades que más nos une, más terapéutica, es cocinar para otros y cocinar juntos.

La cocina debe ser funcional, práctica y estética. Las tendencias actuales de interiorismo, en las que los espacios tienden a abrirse para ganar fluidez en los movimientos, aumentar las capacidades de almacenaje, llenar de luz las estancias…permiten que proyectemos la cocina de una manera más libre y flexible. Esto quiere decir que la cocina está menos escondida detrás de una pared por lo que, estilísticamente, ha ganado protagonismo, lo que tiene su reflejo en las nuevas soluciones, materiales, etc.

TRES ZONAS DE LA COCINA

¿Recuerdas cómo te explicábamos la importancia de proyectar la cocina en base a las 3 zonas claves de la cocina? Puedes volver al post en el que te explicábamos los detalles al respecto pero te damos los fundamentos en clave de resumen:

  • Punto de cocción: donde está ubicada la placa, el horno y el microondas.
  • Punto de Lavado: la zona donde está el lavaplatos y lavadero.
  • Zona de almacenaje: todo lo referente a congelador, despensa y refrigerador.

Esta línea imaginaria llamada “triángulo de trabajo” siempre es trazada sobre estos tres puntos descritos y desde un punto de vista ergonómico dos de ellos no deberían estar separados por más de dos metros.

COCINAS EN “L”

Seguramente, la razón por la que esta distribución es una de las más habituales es que eran los que mejor se adecuaban de los espacios  de las casas. Es idónea para recibir visitas como familiares y amigos, esto es posible gracias a que se dispone de espacios alternativos para poder comer. Se utilizan dos paredes perpendiculares que forman una L (por eso su nombre) dejando un espacio libre y abierto por lo que no existe una zona de paso única. 

Conviene no separar mucho los tres puntos del triángulo: área de cocción, frigorífico y fregadero. Las distribuciones en L son útiles tanto en espacios reducidos como grandes. Las encimeras corridas también aportan comodidad de uso. Un detalle a tener en cuenta: ¡ojo a la esquinas! Son espacios aprovechables que si las ignoramos, pueden hacernos perder muchos metros.

COCINAS EN PARALELO

Esta distribución es  la que mejor se adapta a las plantas alargadas. Son las más elegidas por cocineros profesionales, su ventaja es que permite aprovechar todo el espacio posible colocando el fregadero y la placa en un lado (con 60cm entre los dos elementos) y el almacenamiento, en columna, en el otro. El lavavajillas debe quedar cerca del fregadero mientras que el horno puede ir instalado frente a la placa en módulos columna que aprovechen ese frente. Esto permite que puedan trabajar varias personas y el tránsito sea cómodo. Por comodidad, como mínimo, hay que dejar mínimo 1m entre frentes.

Si tienes suerte cuentas con una zona al final de la cocina después de haber dispuesto todos los  muebles, será el sitio ideal para proyectar el comedor.

COCINAS EN “U”

Si tienes la suerte de contar con mucho espacio, es la distribución ideal. Pero, lo mejor de esta distribución es que también es aplicable para cuando dispones de cada espacio. La principal ventaja de esta distribución es que te ofrece más superficie de trabajo y más espacio para guardar. Su principal característica la utilización de 3 paredes. Esta distribución te va a proporcionar funcionalidad ya que el fregadero, la placa de cocción y la nevera forman el triángulo de manera más o menos equidistante. 

La principal ventaja de la distribución en U es que garantiza que aumentes la rapidez del trabajo ya que hay distancias cortas y es conveniente utilizarla cuando tu espacio destinado para la cocina es cuadrado, ya que permitirá que trabajen varias personas con cierta comodidad.

COCINAS CON ISLA

Es cierto que el tema de la isla y la península necesitan un capítulo aparte. Pronto llegará, no lo dudéis. Lo que sí podemos avanzar es que, si dispones de espacio para colocar una isla, aunque no sea demasiado grande. La isla puede acoger zona de cocción o fregado o,  solo almacenaje, superficie extra de apoyo y barra de desayunos. Y, si optas por la primera opción, podrás destinar el resto de paredes a forrarlas de armarios para almacenar además de los electrodomésticos como horno, frigorífico o microondas.

Pero como os decimos, sobre islas y penínsulas en la cocina, hay mucho que hablar.

OTRAS DISTRIBUCIONES

Cocinas en planta rectangular con barra de desayuno, dos frentes con encimera prolongada, cocinas minis abiertas, con zona de pasaplatos entre cocina y comedor, todo en un frente…Son muchas más las posibles distribuciones de una cocina.  La mejor elección dependerá de las dimensiones y características del espacio. No existe una regla definitiva. Hay un factor determinante además del espacio disponible y no es otro que lo que cada uno quiere y busca. ¿Vas a cocinas mucho? ¿Sois una familia grande?¿Pensáis ampliarla? Como todo en interiorismo, la premisa principal es pensar en las personas y en sus necesidades.