Entradas

“Los vestidores no son sólo para grandes dimensiones “

Suele ser habitual pensar que sólo aquellos que cuentan con un espacio desahogado en casa y, más en concreto en la habitación principal, pueden permitirse contar con un vestidor abierto. Sin embargo no es el tamaño lo que más importa, aunque realmente influya. Antes de decidirte por optar por un armario cerrado o vestidor abierto, hay que plantearse ciertas cuestiones para poder tomar la decisión adecuada.

La posibilidad de fabricar el vestidor a medida del espacio y distribución disponible hace es una de las principales ventajas de los armarios abiertos frente a los cerrados. Al ser una opción que ocupa menos espacio, se convierte en una solución ideal. Sin embargo, hay cuestiones que se deben tener en cuenta antes de tomar la decisión.

¿QUÉ DEBO TENER EN CUENTA AL PENSAR EN UN ARMARIO CERRADO?

QUÉ VAMOS A GUARDAR. En primer lugar a la hora de planificar el armario del dormitorio, hay que pensar qué tengo que guardar en él. Cuando pensamos en un armario, tenemos en mente nuestra ropa pero hay muchas cosas que nos resulta difícil guardar de manera ordenada y es mejor tenerlas en cuenta: complementos como bolsos, ropa de deporte, sombreros, joyas, ropa de hogar. Es aconsejable hacer un listado por columnas para saber cuánto tenemos para guardar con la idea de poder hacer un dibujo que distribuya el espacio que tenemos para organizar el armario.

DÓNDE LO VAMOS A COLOCAR. La otra gran cuestión en el tema de los armarios cerrados es saber dónde lo vas a ubicar en la habitación. Si hay zonas que queden entre pilares, son el lugar perfecto para colocar un armario empotrado. En los casos de estancias abuhardilladas, bajos de escalera, son zonas que pueden resultar inútiles y que aportan zonas de almacenaje sin restar espacio a la habitabilidad de la estancia.

LA DISTRIBUCIÓN. En función del espacio que dispongamos para colocar el armario, entonces podremos pensar en la mejor distribución, aquella que aproveche al máximo el espacio disponible. La clave para poder organizar bien un armario ropero no reside exclusivamente en el tamaño de éste. Otras cuestiones como saber qué guardar en cajones, qué colgar, cómo organizar las prendas pequeñas, qué hacer con los zapatos…afectan de manera importante a la cantidad de ropa y objetos que podrás guardar.

NUESTRA PERSONALIDAD. Sea como sea el espacio que va a ocupar, el vestidor abierto exige un orden visual. Para todas esas personas que prefieran la funcionalidad a la estética, el vestidor cerrado puede ser la opción con cuenta con más ventajas. Principalmente por dos motivos. Los vestidores tipo armario permiten mantener a raya la suciedad, el polvo y los insectos de la ropa y demás complementos. Y además, son perfectos para ocultar el desorden propio de personas ocupadas o con más ropa que espacio donde almacenarla.

VENTAJAS DE LOS ARMARIOS CERRADOS

Dicho esto, podemos concluir que los armarios cerrados nos ofrecen algunas ventajas:

  • En casas pequeñas serán fundamentales para evitar el caos visual.
  • En casas amplias, aunque la superficie útil parece reducirse tras añadir armarios, lo que se consigue es incrementar la funcionalidad y mantener los espacios ordenados y fluidos.
  • Podemos colocarlos en cualquier lugar de la casa que puede parecer poco aprovechable y convertirlo en un elemento estético y funcional.
  • La opción de los armarios a medida permiten poder aprovechar los espacios al máximo

DESVENTAJAS DE LOS ARMARIOS CERRADOS

  • Cuando son armarios estándar, exentos, pueden desaprovechar espacios
  • Es un elemento que ocupa mucho visualmente y es interesante integrarlo dentro de la decoración de la estancia
  • Cuando colocamos un armario de mucha longitud puede resulta muy pesado visualmente
  • Su precio puede ser más alto por las puertas.

LOS VESTIDORES ABIERTOS, UNA OPCIÓN FLEXIBLE Y ADAPTABLE

Al contrario de lo que pueda parecer, los vestidores abiertos son la mejor opción para habitaciones con poco espacio dado que estos tipos de vestidores tienen la ventaja de no necesitar espacio extra frente a ellos para abrir las puertas o cajones hacia adelante. Es cierto que son una opción ideal si se cuenta con una habitación aislada para el vestidor, ya que basta con cerrar la puerta para protegerlo del polvo u ocultar su contenido. ¿Qué cuestiones son importantes tener en cuenta si optamos por un vestidor abierto?

QUÉ VAMOS A GUARDAR. No cambia respeto al tema de los armarios cerrados. En general, los vestidores abiertos sonara uso en pareja. Por la tipología de construcción permiten aumentar la capacidad de almacenaje. En los casos de vestidores para suite, es interesante hacer el listado de cada persona para poder asignar el espacio que necesita cada uno.

DÓNDE LO VAMOS A COLOCAR. Normalmente en la actualidad, muchas reformas cuentan con integrar un vestidor en el dormitorio principal. Es el momento perfecto para poder analizar al detalle cómo hacerlo. Es aconsejable ubicarlo en los extremos, con acceso desde el pasillo. Puede ocupar una zona de la habitación semi cerrada, tipo closet con puertas correderas para mantener la intimidad y preservar mejor el orden y la limpieza.

QUÉ DISTRIBUCIÓN HACER. La distribución interior bien hecha de un vestidor debe ser acorde a nuestras necesidades. Con esto, conseguiremos que nos facilite a la hora de que las cosas estén ordenadas de una forma sencilla. En el vestidor a medida podremos exprimir al máximo el espacio pero la distribución interior se regirá por conceptos semejantes en ambos casos.

Un vestidor se organiza en secciones verticales denominadas “cuerpos”. No conviene que estas secciones superen el metro de ancho, ya que, de ser superior, las baldas pueden curvarse con el peso. A la hora de estimar una distribución práctica, ten en cuenta elementos de orden. Elige estos complementos en función de las prendas o elementos que vayas a guardar en el armario empotrado. Por ejemplo, si tienes la mayor parte de prendas de colgar, utiliza barras en todo el ancho del armario. Por el contrario, si lo quieres organizar con gran capacidad para zapatos, incluye separaciones específicas de calzado, como cajoneras o baldas.

VENTAJAS DE LOS VESTIDORES ABIERTOS

  • Aprovechan mejor el espacio al no contar con puertas
  • Permiten organizar mejor las prendas de todo el año sin necesidad de hacer tantos cambios de temporada
  • Tienes todo a la vistaAl no tener puertas, es más cómodo para buscar y guardar.
  • Puede resultar más económico –o al menos, costará lo mismo– que un armario empotrado.
  • Mantienen el dormitorio en orden. Y es que un vestidor no se utiliza como un armario cerrado. Es un espacio en el que dejamos los objetos cotidianos como el bolso, abrigo o zapatos al legar a casa
  • Por su gran capacidad termina siendo el espacio donde se guardan maletas, mantas… a modo de trastero.

DESVENTAJAS DEL VESTIDOR

  • Sin duda, el orden que exige. No es la mejor opción para los que dejar “caer” la ropa en el armario
  • Permite que la suciedad se integra más con los objetos y la ropa
  • Tiene que estar bien diseñada su integración para que no resulte un escaparate incómodo a la vista